El Trol, ese gran ¿desconocido?

Dentro de la biosfera de internet hay toda clase de seres y personajes, y uno de los más recurrentes hoy en día es el Trol.

Nos preguntamos ¿Que es un trol? Básicamente es alguien que ofende, provoca, busca la confrontación y comenta sin venir a cuenta respecto al tema en cuestión. Por lo general causa malestar entre los usuarios del foro/blog/chat/red social y si no se detecta a tiempo puede originar más de un problema.

¿Que motiva a un Trol?

Aunque parezca mentira, la mayoría de las veces el trol es quien menos te lo esperas y su motivación es el aburrimiento. Pero no hay que desdeñar otras motivaciones tales como el malestar, el agravio que haya sufrido con la marca, la rivalidad o sencillamente un odio que siente hacia la marca o lo que representa.

Si esta motivación nace sobre un hecho o un sentimiento negativo el trol llega a ser más peligroso, ya que puede conseguir que el resto de los usuarios empaticen con él y lo que en principio pensamos que nos encontramos con un trol en realidad es una crisis de reputación en potencia.

¿Como actuamos ante el trol?

¿Habéis escuchado la frase “No alimentéis al trol”? es una de las afirmaciones más ciertas que circulan por internet ya que caer en la provocación nos sumergirá en una espiral de confrontación y “troleo” y no solo quedaremos mal sino que otros usuarios animados por el espectáculo se unirá a la discusión, aumentando el problema.

La inacción tampoco es una opción, ya que el trol busca atención y seguirá en su empeño y el problema no se solucionará por si solo.

Lo mejor es usar la paciencia y todas nuestras dotes de moderador, observar bien la motivación de sus acciones, responder con coherencia y desde una actitud conciliadora para resolver el problema. Posiblemente dicho problema no pueda ser resuelto pero si lo que deseaba el trol era ponernos en evidencia, gracias a nuestra actitud de escucha y de resolución del conflicto ayudará a que el resto de usuarios tenga una percepción positiva de nuestros esfuerzos y la labor del trol irá en descenso.

Conclusión.

El problema no será si nos llegará el trol, sino el cuando. Es inevitable que nos encontremos con esta clase de usuario de redes sociales por lo que hay que estar bien preparado para su llegada, observar y vigilar de manera activa para evitar que el problema aumente y tener suficiente mano izquierda para evitar males mayores.

Deja un comentario