¿Está mi juego protegido por las leyes de derechos de autor?

Estamos creando un juego de mesa y nos asalta la duda de si realmente está protegido, que si las mecánicas que usamos y aspectos del juego está protegidos o no. La respuesta es un si pero no.

¿Que es lo que realmente está protegido en un juego de mesa?

Si creamos un juego de mesa solo está protegido los aspectos más identificables dentro del juego tales como logotipos, títulos, reglamento y elementos estéticos dentro del juego, siempre que sean claramente identificables ya que hay titulos como Brass (Latón) o Bora Bora (unas islas de la Polinesia) que no pueden registrarse por lo que será su logotipo lo que si se podrá registrar.

Lo que nunca se podrá registrar son las mecánicas del juego. Hay que diferenciar sobre el reglamento del juego y las mecánicas que lo componen, así que tratar de proteger el juego para que las mecánicas que se usan no puedan usarse en otros proyectos ajenos es imposible. Además seguramente para la elaboración del proyecto se usan mecánicas ya establecidas. Si dichas mecánicas estuviesen protegidas, sencillamente no se podría crear nuevos juegos sin tener que pagar derechos por cada una de las mecánicas usadas.

Pues yo he creado una mecánica nueva y quiero patentarla…

La respuesta más sencilla es que no se pueden patentar nuevas mecánicas, lo que si se pueden patentar son elementos físicos (o aplicaciones y programas que últimamente están proliferando) específicos de tu juego pero no una mecánica en especial.

Esto nos lleva a que podemos mostrar nuestro prototipo en jornadas y eventos sin tener que registrar el juego ya que las mecánicas en cierta forma será de dominio público. Si quieren usar alguna mecánica para otro juego seguramente ya se estará haciendo. Y el beneficio que se obtiene al mantener contacto con otros jugadores que valorarán el proyecto y darán su feedback es muy superior a que directamente te copien el juego.

¿Y que es lo que me protege de que copien mi juego?

Curiosamente lo que protege de que copien de forma descarada tu juego, o se aprovechen de tu trabajo es el peligro de que la reputación de la editorial caiga en desgracia.

El mundo de los juegos de mesa y de las editoriales es muy pequeño, y seguramente conocemos casos parecidos y el precio que ha tenido que pagar la editorial. No estamos en un mundillo que juegue sucio en este tema y si de verdad no les interesan el juego no irán por la espalda a desarrollar un juego parecido.

Naturalmente hay casos pero para eso lo recomendable es denunciar en las redes sociales y foros especializados donde los usuarios están muy concienciados con el tema y la reputación del “copión” caerá en desgracia.

Conclusión.

No hay que tener miedo en mostrar el juego que se está creando. Vas a necesitar probarlo y afinar las mecánicas del juego y para eso necesitarás exponerlo. Una de las partes más importantes del desarrollo del juego es precisamente esa, y las jornadas y eventos no solo ayudan a ello sino que creará expectación sobre tu proyecto y será más fácil realizar una campaña de crowdfunding o mostrar a editoriales si el juego es conocido entre los fans.

Deja un comentario